Lo confieso. Soy una devoradora compulsiva.

De libros.

Tanto, que a veces no recuerdo ni el título del que estoy leyendo en ese momento.

Últimamente, leyendo los periódicos digitales, me he dado cuenta que muchos de los libros que han pasado por mis manos están camino de convertirse en películas o series. Por este motivo, pensé que mi primera reseña sería mi opinión sobre aquellos libros que he leído, me han gustado y luego he visto plasmados bien en película, o bien en serie, como han cogido por costumbre últimamente, formato que se ha puesto tan de moda y del que yo soy una fiel consumidora.

El primer libro, que yo recuerde, que después de haberlo leído vi la película, fue Lo que el viento se llevo. Entonces yo era poco más que una adolescente; tendría de 12 a 15 años y cuando salí del cine, estaba maravillada (realmente alucinante si se tiene en cuenta que la vi en una segunda fila, en un cine de pantalla panorámica). El guion era perfecto, los protagonistas se parecían totalmente a los que mi cabeza había ido creando a medida que leía el libro y, en general, todo lo que rodeaba la película era un fiel reflejo de lo que yo había recreado a medida que leía el libro.
Pero ohhhh!!! a medida que me he hecho mayor me debo haber vuelto mas exigente porque es raro el libro que haya leído que se asemeje ni de lejos a las películas o series que se están realizando últimamente. Reseñaré algunas de las que he “intentado” ver:

El niño 44. Leí el libro y me encantó. Reflejaba perfectamente lo que fue el genocidio del pueblo ucraniano, hecho que lleva a desarrollar el argumento de la novela. Pero, que lástima, eso no se explica en la película. Por tanto, al no exponer la causa de todo lo que ocurre durante la película, la historia queda totalmente coja. Comentándolo con personas que no han leído el libro y solo han visto la película no lo echan de menos, pero me dio pena darme cuenta que lo mas valioso del libro, que es la explicación de un suceso histórico y que es la base de lo que se cuenta a continuación se perdía totalmente.

El tiempo entre costuras. Leí el libro recién salido de la editorial, cuando todavía no se había convertido en el éxito que luego fue. Lo recomendé a quien me pedía opinión para leer algún libro y esperé con ilusión el estreno de la serie. No terminé ni el primer capítulo de la serie. Nada era como mi imaginación había recreado. Comenzando por la protagonista. “Lo siento, Adriana Ugarte. Mi Sira Quiroga en nada se parecía a ti”. En cuanto al resto, no puedo opinar porque, como os he dicho, no vi la serie.

Por ahora me quedo aquí. Con el tiempo reseñaré alguno más y, por supuesto, aquellos que están a punto de salir: “Patria”, “Dime quien soy”, “El desorden que dejas”…

En algún lugar leí que un libro es un 50%de su autor y un 50% del lector, y pensé que era una gran verdad. A medida que vas leyendo una historia, la vas haciendo tuya de alguna manera y visualizas los personajes, el entorno y el contexto de una manera muy personal. Quizás por ese motivo las películas o las series basadas en libros suelen decepcionarnos.

Como resumen, os dejo un consejo: no dejéis de leer, por fácil que sea ver una película.

Author

Write A Comment